Tratamiento hiperbárico para tratar la infertilidad

2 de mayo de 2022 - 2m 41s

Compartir

Se estima que  entre  el 15% y 25% de las parejas padecen de infertilidad. Dentro de ese porcentaje, el 39% proviene de la parte femenina  y  un 20% de la masculina.La fertilidad femenina se reduce naturalmente con la edad, esto se debe a que, tanto la calidad de los ovocitos como la reserva ovárica, disminuye. A partir de los 45 años las probabilidades de llevar adelante un embarazo exitoso son muy pocas, de hecho, una mujer sana y fértil de 30 años tiene solamente un 20% de probabilidades de quedar embarazada sin importar el método que utilice. Pasados los 40 años, dicha probabilidad se reduce al 5%.

Asimismo, hay casos de infertilidad, tanto masculina como femenina, que provienen de diversas patologías como la endometriosis, en el caso de las mujeres, y la disfunción eréctil en pacientes masculinos.Sin embargo, el campo de la fertilidad ha puesto especial atención a la medicina hiperbárica debido a los beneficios del oxígeno.

La terapia de oxigenación hiperbárica (TOHB) produce un aumento significativo del oxígeno en sangre promoviendo un mejor funcionamiento del organismo, estimulando la angiogénesis y regulando el estrés oxidativo.Los efectos fisiológicos generados por la hiperoxia pueden promover un mejor escenario para que la fecundación se produzca correctamente y  potenciar tratamientos de fertilidad asistida.

En el caso femenimo, la TOHB contribuye a mejorar la ovulación y la  calidad del óvulo. Asimismo interviene en la preparación del endometrio y en la calidad del mismo para la implantación.La angiogenesis y el flujo sanguíneo en el ovario son necesarios para el proceso de la ovogénesis, especialmente para el desarrollo del folículo.Diversos estudios han demostrado que el oxígeno es necesario para la meiosis del ovocito y aquellos que gozan de un mejor flujo sanguíneo poseen mejor calidad para ser extraídos para la fertilización in vitro. En este sentido, realizar sesiones en cámara hiperbárica puede utilizarse como método coadyuvante ya que, uno de sus beneficios principales, es mejorar la perfusión gracias a la formación de nuevos vasos sanguíneos.

En pacientes con endometriosis, el efecto anti-inflamatorio de la  TOHB  ayuda a reducir la respuesta inflamatoria de TLR4 en diferentes órganos, disminuyendo la inflamación crónica a nivel sistémico. También aumenta la expresión de genes que codifican para enzimas antioxidantes, por lo que puede regular el estrés oxidativo descrito en endometriosis  y que tiene estrecha relación con la inflamación crónica.

Por otro lado, la infertilidad en hombres se puede dar por condiciones genéticas, disfunción eréctil o malos hábitos, como el tabaquismo y la obesidad, afectando la calidad del esperma.Se postula que el mecanismo de acción del oxígeno hiperbárico en la funcionalidad espermática está directamente involucrado con el mecanismo de acción del oxígeno sobre las mitocondrias del espermatozoide. Estas mitocondrias, no sólo son necesarias para la producción de ATP, la funcionalidad del espermatozoide y el movimiento de la cola para el desplazamiento, sino que también tiene un rol fundamental en el mantenimiento de la regulación del balance oxidativo, estrés oxidativo y las enzimas producidas para regular el mismo.

En casos de disfunción eréctil, la angiogénesis puede revertir la disrupción del flujo sanguíneo vascular en el pene que suele estar presente en el 60% de dichos casos.Asimismo,disminuye el daño por isquemia-reperfusión testicular por lo que se podría usar como tratamiento preventivo de la infertilidad secundaria en situaciones de  torsión testicular y lesiones medulares.

En conclusión, el tratamiento de oxigenación  hiperbárico puede ser una terapia coadyuvante que ayuda a prevenir y potenciar el tratamiento de infertilidad, mejorando el periodo de fertilización. Además de generar el escenario propicio para que la implantación sea exitosa.

Relacionados
No hay noticias disponibles.