Tratamiento en Cámara Hiperbárica: una terapia efectiva y de amplio alcance

12 de abril de 2021 - 5m 7s

Cada vez más profesionales de la salud pública y privada evidencian los beneficios de la Terapia de Oxígeno Hiperbárico e incorporan la cámara hiperbárica en su práctica. Médicos especialistas de distintos países comparten su experiencia indicando este tratamiento seguro y no invasivo

En los últimos años ha habido un auge de distintas terapias no invasivas y eficientes para diferentes patologías. Esto se debe a que cada vez más pacientes solicitan tratamientos que no involucren intervenciones.

Así, los médicos investigan cómo atender distintas condiciones de esta forma. Uno de los tratamientos más utilizados a nivel mundial es la Terapia de Oxígeno Hiperbárico (TOHB), que se caracteriza por ser muy efectiva para acortar los tiempos de recuperación y aliviar los síntomas.

“La oxigenación hiperbárica es un tratamiento médico que consiste en incrementar el volumen de oxígeno disuelto en sangre. El paciente ingresa a la Cámara Hiperbárica y mediante una mascarilla respira altas concentraciones de oxígeno a una presión superior a la atmosférica normal. Esto genera una fuerte hiperoxia que es muy beneficiosa para distintas patologías relacionadas con dolor, heridas y rehabilitación”, explica la doctora Mariana Cannellotto, directora médica de Biobarica.

La terapia hiperbárica tiene distintos efectos fisiológicos que se aplican a su vez en diferentes patologías. Entre ellos se destacan: acelera la cicatrización, potencia la actividad bactericida y anti microbiana; reduce el estrés oxidativo; genera vasoconstricción; promueve la angiogénesis, la osteogénesis y la síntesis de colágeno; aumenta el flujo sanguíneo y la neuroprotección; estimula la regeneración axonal, periférica, y la producción de células madre que es esencial para la reparación de tejidos. Además, actúa contra la inflamación y el dolor, incluso el de origen neuropático.

Paul Harch, reconocido médico hiperbarista que utiliza medias presiones en indicaciones neurológicas, ha señalado: “La oxigenación hiperbárica es la única terapia que trata directamente los procesos de la enfermedad subyacente en las heridas, disminución del oxígeno, disminución del flujo sanguíneo, hinchazón, vasoconstricción, acidosis y metabolismo anaeróbico”.

Por su parte, el investigador israelí Shai Efrati ha comentado que en estudios de imágenes cerebrales en personas sanas mayores a 75 años se aprecia deterioro asociado a la pérdida de memoria, concentración y daños cognitivos. En estos casos, el oxígeno hiperbárico ha demostrado contribuir a generar nuevos vasos sanguíneos que frenan el daño de las funciones cognitivas asociado al envejecimiento. En cuanto a las personas con lesiones neurológicas, se observa que, después del tratamiento hiperbárico, se rejuvenece el tejido cerebral afectado y esto genera cambios incluso en las actividades cotidianas.

Un dispositivo médico que mejora la efectividad de los resultados en instituciones de salud

Biobarica es una de las empresas referentes en la terapia de oxígeno de alta calidad. Actualmente cuenta con más de 600 centros en 35 países en los que se han atendido 150.000 pacientes con distintas patologías. Estos centros que operan en hospitales y consultorios particulares nutren de experiencia a una red de profesionales que incorporan esta tecnología cada vez con mayor frecuencia.

El doctor Carlos Carrer, especialista en Medicina Regenerativa y Terapia Celular, pertenece a la red y utiliza la cámara hiperbárica en Argentina desde el 2017: “Yo destaco especialmente los casos en los que nos damos cuenta del verdadero poder del oxígeno como la única molécula capaz de generar vida y energía a nivel celular. Esto se da particularmente en las lesiones de úlceras gangrenosas en las que hemos tenido excelentes resultados”, sostiene.

Como muchos médicos, actualmente indica la Terapia de Oxígeno Hiperbárico para ulceras, Fibromialgia, Parkinson, Artritis y Artrosis, lesiones musculares y ligamentosas, apneas del sueño, radio lesiones en pacientes oncológicos, entre otras. Este tratamiento es fácil de aplicar, ya que no tiene efectos adversos y se realiza en sesiones que les permiten a los pacientes relajarse y descansar. Por esta razón, es una terapia con alta tasa de éxito y aceptación.

Por su parte, el oncólogo español doctor Elías López comenta: “En nuestra experiencia, la Medicina Hiperbárica hace más efectivo el tratamiento con radioterapia porque la hiperoxia hace más sensible la radiación, por lo que vemos mayores efectos en el paciente. Además, tiene un efecto antiinflamatorio y no genera toxicidades”.

Si bien la mayoría de los médicos incorporan la cámara hiperbárica para el tratamiento de patologías específicas, su uso mejora la atención médica en distintos aspectos como la reducción de los tiempos de recuperación y el alivio de síntomas secundarios en los pacientes. En ese sentido, es una herramienta altamente efectiva que cuenta con amplia evidencia científica que la avala.

Así lo explica la doctora Guadalupe Méndez, del Hospital Ángeles de Tampico, México: “Trabajar con cámaras hiperbáricas me permite valorar a mi paciente desde su estado general y aliviar su dolor. He tenido pacientes que han acudido por una patología puntual y me comentan que se sienten mucho mejor en otros aspectos. Por eso siempre hacemos hincapié en los beneficios”, explica.

“Tener una cámara hiperbárica ha significado un enorme cambio para nuestro centro. Hemos visto mejoras enormes en pacientes que han sufrido lesiones y tenemos tiempos muchísimo más cortos en los procesos post quirúrgicos. Podemos dar testimonio real de los cambios que se ven en la fisioterapia y otras especialidades”, agrega Alejandro Herrera, profesional de la clínica Fisiosport San José, Costa Rica.

Recientemente los médicos han comenzado a utilizar la Terapia de Oxígeno Hiperbárico en secuelas Post-Covid. En estos casos, la Terapia Hiperbárica tiene un potente efecto antiinflamatorio que puede revertir la fibrosis e inflamación cardiaca y/o pulmonar y mejorar la hipoxemia aún después de resolver la infección. Por otra parte, el aumento en la neuroplasticidad que se logra con el oxígeno hiperbárico es útil en la rehabilitación de secuelas neurológicas.

Incorporar una Unidad de Medicina Hiperbárica en la práctica médica

A diferencia de los equipos rígidos de alta presión que se utilizaban tradicionalmente, las cámaras hiperbáricas Revitalair son fáciles de instalar y operar por cualquier persona con la capacitación adecuada. Se pueden ubicar en consultorios, clínicas u hospitales sin ningún riesgo técnico ni terapéutico. Además, están certificadas por los entes reguladores más importantes, como ANMAT, CE y FDA.

Biobarica proporciona infraestructura de software, análisis de datos y herramientas de soporte que ayudan a los profesionales de la salud a mejorar sus procesos y llevar mejor sus historias clínicas. Además, brinda capacitación y apoyo médico-científico, técnico y comercial continuo para operar una Unidad de Medicina Hiperbárica de manera eficiente y rentable.

“Nuestro Sistema de Tratamiento Hiperbárico es una excelente herramienta para mejorar los procesos de recuperación. En la red tenemos una tasa de resolución de 85% y por eso creo que mientras más profesionales utilicen la cámara hiperbárica, más pacientes se beneficiarán con este tratamiento”, concluye la doctora Mariana Cannellotto.

Reconocidos medios de comunicacíon como el diario La Nación, ha difundido los diferentes beneficios que brinda la Terapia de Oxígeno Hiperbárico. Por estas razones Biobarica es reconocida a nivel internacional como la empresa líder de Tratamiento Hiperbárico de alta calidad.