Tratamiento de Oxigenación Hiperbárica para intoxicación con monóxido de carbono

12 de agosto de 2021 - 3m 39s

La exposición accidental o intencional al gas monóxido de carbono (CO) puede producir intoxicación, cuyas características y sintomatologías dependen de la dosis, el tiempo de exposición,  la combinación con otros gases tóxicos y la susceptibilidad del huésped.

Es conocido como el asesino silencioso por ser un gas  incoloro, insípido e inodoro, que es  emitido por combustión incompleta en aparatos de uso doméstico o incendios. Puede causar desde leves secuelas neurológicas o cardíacas que pasan inadvertidas hasta la muerte. El diagnóstico de la intoxicación con CO se ve dificultado por la inespecificidad de los signos y síntomas, siendo sub-diagnosticado en el ámbito clínico. 

¿Cómo ayuda el Tratamiento Hiperbárico?

El Tratamiento Hiperbárico es una potente herramienta de oxigenación que desbloquea el efecto tóxico del mismo reactivando la respiración celular. A diferencia del oxígeno que se encuentra a una presión atmosférica normal, el oxígeno es diluido y transportado al plasma sanguíneo. De esta forma se accede de manera más rápida a la célula. Existe evidencia y recomendaciones de su uso para la disminución de las secuelas neurológicas tardías en el período agudo de la intoxicación, favoreciendo la recuperación incluso en pacientes en coma y en algunos casos disminuyendo la mortalidad.

La importancia de la rápida instauración de este tratamiento y la falta de accesibilidad a cámaras hiperbáricas rígidas en muchos lugares, pone de manifiesto la recaudación de evidencia de la eficacia y seguridad del tratamiento con cámaras más difundidas (que trabajan a presiones menores) y que pueden contribuir a una más rápida instalación del tratamiento (de 6 a 24 horas) y producir efectos más beneficiosos que el tratamiento con oxigenación normobárica en los pacientes intoxicados.

Casos clínicos de intoxicación con monóxido de carbono: 

Martinel-Ferreyra y cols reportaron 9 casos clínicos de pacientes con intoxicación con monóxido de carbono que fueron tratados con Cámaras Hiperbáricas de tecnología Revitalair 430 (a 1,45 ATA), algunos dentro del período agudo y otros para el tratamiento de las secuelas neurológicas. En todos los casos de intoxicación aguda no se disponía del acceso a cámara hiperbárica dentro de las 24 horas. Sin embargo, en un paciente se logró revertir el coma para poder ser trasladado (aunque fue tratado a las 48 horas de la intoxicación) y en todos se obtuvo disminución de la carboxihemoglobina de manera significativa. 

En los pacientes con secuelas neurológicas, mayormente se reportaron parestesias y mialgias en pacientes luego de 12 días de la intoxicación en pacientes tratados inicialmente con oxígeno normobárico. Se lograron revertir todos los síntomas postulando a la Oxigenación Hiperbárica de media presión como eje en la rehabilitación de las secuelas focalizadas de la hipoxia. 

En concordancia con la propuesta de la realización de este tratamiento a presiones menores o iguales a 2 ATA como presiones más eficaces en la rehabilitación neuronal se han manifestado muchos otros investigadores de prestigio en la materia proponiendo esta modalidad terapéutica en la recuperación de las secuelas del accidente cerebrovascular, mejora en la función motora en pacientes con parálisis cerebral, recuperación de síntomas en traumas cerebrales y síndrome post-contusional y en algunas enfermedades neurodegenerativas.  La reactivación de la función neuromuscular en general depende de la reactivación mitocondrial, el efecto antiinflamatorio, regeneración axonal y regeneración de fibras musculares y sobre todo del aumento del flujo sanguíneo cerebral que es obtenido de manera eficiente con  el tratamiento de oxigenación hiperbárica a 1, 5 ATA.

La accesibilidad de las Cámaras Hiperbáricas semirrígidas portátiles permite aumentar la cantidad y propagación de unidades de medicina hiperbárica y disminuir el tiempo de instauración de este tratamiento en el paciente intoxicado en el período agudo, así como la reversión de alguna de sus secuelas neurológicas.

 

Bibliografia:

  • Efrati S, Ben-Jacob E. 2014. Reflections on the neurotherapeutic effects of hyperbaric oxygen. Expert Review of Neurotherapeutics. 14(3):233-36.
  • Lin CH, Su WH, Chen YC, Feng PH, Shen WC, Ong JR, Wu MY, Wong CS. 2018. Treatment with normobaric or hyperbaric oxygen and its effect on neuropsychometric dysfunction after carbon monoxide poisoning: A systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. Medicine (Baltimore). 97(39):1-8.
  • Martinel-Ferreyra  F; Mastroianni  C ; Arredondo- Sánchez V ; Sánchez  RS; Alterini  P; González  M  y cols * Relación Dosis de oxígeno-Celeridad en la oxigenación hiperbárica para intoxicación con monóxido de carbono Acta Toxicol. Argent. (2020) 28 (3): En prensa
  • Rockswold SB, Rockswold GL, Zaun DA, Zhang X, Cerra CE, Bergman TA, Liu J. 2010. A prospective, randomized clinical trial to compare the effect of hyperbaric to normobaric hyperoxia on cerebral metabolism, intracranial pressure, and oxygen toxicity in severe traumatic brain injury. J Neurosurg. 112(5):1080-9
  • Rose JJ, Wang L, Xu Q, McTiernan CF, Shiva S, Tejero J, Gladwin MT. 2017. Carbon Monoxide Poisoning: Pathogenesis, Management, and Future Directions of Therapy. Am J Respir Crit Care Med. 195(5):596-606