Resumen de video: Dr. Jason Sonners sobre Terapia Hiperbárica en COVID-19

6 de mayo de 2020 - 1m 52s

COVID-19 es un virus que ha impactado en todos los aspectos de la vida de muchos. Este virus es diferente a otros analizados en el pasado. Existe evidencia científica de que el modo en que afecta al tejido pulmonar esta más relacionado con la oxigenación celular que con la generación de distrés respiratorio.

La mayoría de los pacientes infectados no tienen síntomas respiratorios propios del distrés, mantienen la frecuencia cardiaca y frecuencia respiratoria en valores relativamente normales. Sin embargo, las células no son capaces de oxigenarse apropiadamente. El mecanismo por el cual esto sucede no se conoce fehacientemente, pero si se sabe que afecta la habilidad de distribuir el oxigeno por los hematíes y, por lo tanto, mantener niveles de saturación de oxígeno normales.

Se sabe que el oxígeno necesita un gradiente de presión para ingresar al tracto respiratorio. Respirando aire en una atmosfera normal, el aire genera una presión que no se siente, pero es la necesaria para que se genere ese gradiente en el cual la concentración de oxígeno en el exterior es mayor que en el interior del organismo. 

Al conocer que el mecanismo viral de infección afecta directamente los niveles plasmáticos de oxígeno, el Dr. Sonners (al igual que otros profesionales) postula como tratamiento el uso de cámaras hiperbáricas, especialmente en la etapa temprana de la enfermedad.

La cámara hiperbárica crea un ambiente en el que la concentración de oxígeno alcanza niveles cercanos al 100%. De esta manera, se aumenta el gradiente de oxígeno, permitiendo y estimulando la difusión del oxigeno al tracto respiratorio. Así, se puede suministrar más oxigeno al sistema circulatorio, elevando la concentración de oxígeno en el mismo, independientemente de la concentración de hemoglobina. Esto se debe a que por la Ley de Henry, al aumentar la presión, aumentan los niveles de gases disueltos.

Los ventiladores mecánicos colaboran con la parte mecánica de la respiración, pero al utilizar la terapia de oxigenación hiperbárica, se aumenta el flujo de oxigeno a través de la membrana alveolar.

El doctor Sonners explica en este video que está por llevarse a cabo un estudio de evaluación de la eficacia del uso de TOHB en alrededor de 40 pacientes en la ciudad de Nueva York. Sin embargo, las bases científicas de la medicina hiperbárica avalan su uso como terapia.

El uso de la TOHB, especialmente en las fases tempranas de la enfermedad, permitiría que el paciente mantenga niveles adecuados de oxigenación, dándole tiempo para sanar y recuperarse del virus en sí mismo.

Fuente

https://www.youtube.com/watch?v=eFJALuTBuJU