Protocolo multicéntrico demuestra efectividad de la oxigenación hiperbárica en pacientes severos con COVID-19

23 de febrero de 2021 - 2m 27s

Los resultados preliminares del ensayo clínico comprueban que el Tratamiento Hiperbárico reduce la necesidad de uso de respiradores y los tiempos de recuperación en pacientes infectados con COVID-19. La mejora significativa se da a partir de las dos sesiones en cámara hiperbárica

36 pacientes con COVID-19 formaron parte de un exitoso protocolo multicéntrico realizado en 2020 en Buenos Aires. Los resultados preliminares demuestran que la incorporación de la Terapia de Oxígeno Hiperbárico recupera la hipoxemia severa (bajo nivel de oxígeno en la sangre) causada por el nuevo Coronavirus.

Los investigadores reportaron una mejora significativa a partir de las dos sesiones y la saturación final en el grupo tratamiento fue en promedio mayor a 93Gracias a esto, los médicos decidieron incorporar el Oxígeno Hiperbárico en el tratamiento estándar de pacientes con neumonía severa por COVID-19, incluso fuera del protocolo.

A diferencia de los respiradores, una Cámara Hiperbárica puede ser utilizada por distintos pacientes con el debido proceso de desinfección entre sesiones. El mecanismo de acción del Tratamiento Hiperbárico no es invasivo y se diferencia del respirador, que solo trabaja sobre la mecánica respiratoria, más no aumenta la disponibilidad de oxígeno diluido en el plasma sanguíneo.

El Tratamiento de Oxigenación Hiperbárica está indicado para todo paciente diagnosticado con COVID-19 que no posea contraindicaciones para la terapia y que no presente un requerimiento inminente de ventilación mecánica por criterio clínico. El objetivo es revertir la hipoxemia y evitar la necesidad de asistencia respiratoria. Así, la Cámara Hiperbárica puede prevenir las complicaciones de la hipoxia prolongada, la inflamación, el requerimiento de oxigenación, la mortalidad y por ende la saturación del sistema sanitario.

El ensayo clínico se realizó en los hospitales Muñiz, Santojanni y Central de San Isidro de Buenos Aires; figura en el portal Clinical Trials y se desarrolló con Cámaras Hiperbáricas de tecnología Revitalair® 430 que fueron provistas por la empresa BioBarica. Estos dispositivos son fáciles de instalar y operar, por lo que se han podido trasladar dentro de las instituciones para ubicarse en las salas de COVID-19. La Terapia de Oxígeno Hiperbárico fue incorporada en los tres hospitales del AMBA porque es un tratamiento de bajo costo para las instituciones y puede ser indicado por cualquier médico sin necesidad de una especialidad en Medicina Hiperbárica.

Los investigadores principales son los doctores Eleonora Cunto (Hospital Muñiz), Guillermo Keller (Hospital Santojanni) y Ramiro Larrea (Hospital Central de San Isidro). Además, el ensayo clínico cuenta con el aval de la Asociación Argentina de Medicina Hiperbárica e Investigación (AAMHEI) y la coordinación de su presidenta, la doctora Mariana Cannellotto. 

¿Qué es el Tratamiento Hiperbárico?

El Tratamiento Hiperbárico consiste en respirar altas concentraciones de oxígeno dentro de una cámara presurizada. Esto genera hiperoxia que incrementa el volumen de oxígeno disuelto en el plasma sanguíneo. La mayor difusión de oxígeno alcanza todos los tejidos, incluso los afectados. Así, se genera una serie de efectos fisiológicos terapéuticos.

En el contexto actual, la Terapia de Oxígeno Hiperbárico sería beneficiosa para evitar la saturación de recursos limitados como respiradores y camas de terapia intensiva en los hospitales. Por otra parte, revertir la hipoxemia a tiempo con un método de oxigenación tan poderoso como la Cámara Hiperbárica, permitiría disminuir la inflamación asociada y la mortalidad por COVID-19.