Caso clínico: Oxigenoterapia hiperbárica a media presión para tratar la vasculopatía livedoide

8 de septiembre de 2022 - 2m 14s

Compartir

Destacados miembros de la Red Biobarica junto con la Asociación Argentina de Medicina Hiperbárica e Investigación, actualmente parte de la IHMERA,  publicaron un nuevo caso clínico. 

El Msc. Alejandro Herrera junto con la Dra. Maria José Madriagal y el Dr. Fabrizio Verdini, enlace médico de Biobarica Hyperbaric Solutions, desarrollaron un caso clínico de una paciente femenina de 26 años con una vasculopatía livedoide. Esta enfermedad cutánea se manifiesta en forma de úlceras recurrentes en las piernas, se caracteriza por ser una afección oclusiva de trombo no inflamatorio y perjudica considerablemente la calidad de vida de aquellos que la padecen. El tratamiento suele ser complejo debido a que se desconoce su patogénesis, sin embargo, se comprobó que el tratamiento de oxigenación hiperbárica (TOHB) puede funcionar efectivamente como terapia coadyuvante debido a los efectos desencadenados por la hiperoxia. 

La investigación  sugiere que la terapia de oxigenación hiperbárica a media presión es una alternativa rápida y eficaz para el tratamiento de la vasculopatía livedoide en pacientes que no responden a la terapia antiplaquetaria convencional, inmunomoduladora o a los corticosteroides orales. 

El equipo médico postula el caso de una mujer que, desde hace 4 años, padece múltiples episodios recurrentes de úlceras en tobillos y pies. Dado que la paciente reportó una  dermatitis recurrente con pequeñas úlceras dolorosas y 4 episodios muy fuertes que duraron entre 2 y 6 meses, se procedió a indicarle TOHB como tratamiento coadyuvante. 

Se le indicaron sesiones de 60 minutos a una presión de 1,45 atmósferas absolutas en la cámara hiperbarica Revitalair 430. El motivo por el cual se determinó utilizar las cámaras de Biobarica es porque se logra una presión efectiva, pero segura para el paciente y que no exige altos costos de mantenimiento como las cámaras rígidas. Las primeras dos semanas de tratamiento la paciente realizó 3 sesiones semanales y las siguientes semanas se redujo la frecuencia a 2 veces por semana. Luego de 12 sesiones, se observó una cicatrización completa de la herida y una reducción significativa del dolor.

 Dichas mejoras se deben, principalmente, a la hiperoxia generada por la cámara hiperbárica que contrarresta la isquemia celular, la estimulación de la síntesis de colágeno que favorece el proceso de cicatrización de heridas y la reparación de tejidos, el efecto analgésico y la estimulación de la neovascularización. Los profesionales concluyen que el efecto antiinflamatorio sistémico de la TOHB, y la inducción a la síntesis de moléculas fibrinolíticas en células de los vasos, podrían haber estado implicados en la recuperación de las heridas. 

Si bien se requieren más investigaciones para profundizar los  beneficios de la oxigenoterapia hiperbárica para tratar la vasculopatía livedoide, este caso clínico ha realizado un gran aporte al campo de la medicina hiperbárica debido a la complejidad de la patología. Tanto la Red Biobarica como la Asociación Internacional de Medicina Hiperbárica e Investigación (IHMERA) se encuentran comprometidos con el desarrollo de la medicina hiperbárica y continuarán realizando investigaciones para que los pacientes se beneficien con un tratamiento altamente eficiente, seguro y no invasivo.

Relacionados
No hay noticias disponibles.