Cámara Hiperbárica en pacientes con Artritis y Artrosis

3 de septiembre de 2021 - 1m 48s

Las artropatías son una serie de enfermedades relacionadas al desgaste del aparato locomotor o por la alteración del sistema inmunológico. Las patologías más frecuentes en este grupo son la artritis  y la artrosis. 

Artritis y artrosis: 

La artritis inflama la membrana sinovial de las articulaciones siendo las de muñecas, manos, pies, hombros, codos, caderas, rodilla y cervicales, las más afectadas. En aquellos que la sufren, se puede observar inflamación y derrame articular, rigidez, dolor y pérdida de la movilidad.Se calcula que, aproximadamente, un 1% de la población mundial sufre artritis reumatoide. Puede aparecer a cualquier edad incluso en la infancia.

La artrosis en cambio, afecta aproximadamente al 10% de la población y está asociada al envejecimiento siendo su más frecuente en población mayor a 40 años. . Las articulaciones más afectadas son la columna vertebral, la cadera, las rodillas, los dedos de la mano y el primer dedo del pie. Esta enfermedad ataca al cartílago que recubre las articulaciones, generando  dolor, rigidez, chasquidos en las articulaciones. 

Beneficios de la Cámara Hiperbárica en artritis y artrosis: 

La terapia de oxigenación hiperbárica se podrá aplicar al tratamiento de esta patología gracias a los distintos efectos fisiológicos del oxígeno. 

El oxígeno hiperbárico disminuye el grado de destrucción del cartílago ya que es una molécula fundamental para la síntesis y maduración de la fibra de colágeno, brindando una estructura fibrilar más estable. También, gracias a investigaciones, se ha visto que la oxigenación hiperbárica disminuye la expresión de una enzima implicada en la muerte celular, que lleva al deterioro del cartílago articular. 

Por otro lado, la terapia de oxigenación hiperbárica tiene un efecto inmunomodulador, lo cual implica minimizar la reactividad de las células inmunes sobre el propio tejido.

En diferentes investigaciones se ha demostrado que el tratamiento de oxigenación hiperbárica aumenta la liberación de células madres circulantes desde la médula ósea y activa su diferenciación en distintos tejidos, lo cual podría contribuir a la reparación de la articulación afectada. 

También, el oxígeno hiperbárico tiene un efecto vasoconstrictor que favorece la reducción de la respuesta inflamatoria, la reducción del edema y del dolor mejorando la calidad de vida del paciente. 

Por lo tanto, la aplicación de la terapia de oxigenación hiperbárica sobre artropatías tiene los siguientes beneficios:

  • Regeneración de tejidos
  • Disminución de la inflamación
  • Efecto inmunomodulador
  • Alivio del dolor
  • Favorece la recuperación  y movilidad.