Barry Argroves: "No puedo imaginarme tener una mejor experiencia con ningún fabricante de equipos médicos"

15 de junio de 2021 - 4m 36s

El interés de Barry Argroves en la terapia de oxígeno hiperbárico comenzó como respuesta a la lesión en la cabeza que su cuñada recibió después de ser atropellada por un automóvil y obligada a entrar en el tráfico en sentido contrario en una carretera interestatal. Su esposa, Kay, es enfermera anestesista y ex buceadora y había escuchado sobre algunas investigaciones de TOHB que trabajaban con sobrevivientes de TBI hasta 15 años después de la lesión. En ese momento, Barry estaba trabajando con el programa de rehabilitación vocacional  (RV) del estado de Georgia, y el pensamiento tradicional era que no se podía hacer nada por las lesiones en la cabeza después de aproximadamente 18 meses después de la lesión.

“Cuando me enteré del trabajo que estaban realizando el Dr. Philip James, el Dr. Paul Harch, el Dr. Richard Neubauer y otros, quedé absolutamente fascinado e inmediatamente me enganché a los beneficios potenciales del TOHB. Comencé a asistir a conferencias y oportunidades de capacitación cuando las encontré, comencé un negocio para ayudar a establecer centros hiperbáricos en Georgia y trabajé durante varios años en mi Programa de Rehabilitación Vocacional para educar a nuestros líderes y buscar oportunidades para promover el TOHB en todo nuestro estado”, explica.

Después de aproximadamente 20 años de estudio y variadas experiencias en medicina hiperbárica, tuvo la oportunidad de desempeñarse como Director Ejecutivo de la Asociación Médica Hiperbárica Internacional (IHMA) durante dos años. Dice que fue la oportunidad perfecta para aprender y trabajar en estrecha colaboración con muchos de los líderes en medicina hiperbárica que habían dedicado sus vidas a promover la investigación científica y el crecimiento de TOHB.

De una Asociación de Medicina Hiperbárica a Biobarica: una progresión natural

Cuando Barry era el Director Ejecutivo de la IHMA, organizaban conferencias internacionales anuales para promover las últimas investigaciones y avances en la medicina hiperbárica. En estas conferencias, hubo oportunidades para que las empresas patrocinaran un stand para mostrar a los asistentes las últimas innovaciones y tecnologías en su campo. Así conoció a Biobarica, cuando encontró la empresa en internet e inició una conversación con su equipo para participar en la conferencia anual.

Después de trabajar para ayudar a establecer algunos centros de TOHB y proporcionar educación y una mayor conciencia en todo el Programa de RV de Georgia, su experiencia como ingeniero de rehabilitación parecía encajar perfectamente para que Barry comenzara  promover Biobarica y la cámara Revitalair 430F: “Soy un apasionado sobre productos funcionales, prácticos, seguros y eficaces. No puedo pensar en ningún otro fabricante de cámaras hiperbáricas que se ajuste mejor a las necesidades de los médicos que Biobarica. Estoy entusiasmado con las oportunidades y el potencial para la expansión de la medicina hiperbárica aquí en los Estados Unidos que esta empresa puede brindar ”, dice.

Durante los 20 años en los que Barry Argroves ha estado interesado, estudiando y trabajando en el campo de la medicina hiperbárica, ha explorado varias opciones que sintió que podrían ayudar a expandir el campo. Un tema fundamental que surge repetidamente como una barrera principal para el crecimiento de la medicina hiperbárica es el acceso a una terapia hiperbárica asequible, segura y eficaz tanto en las grandes ciudades como en los pequeños pueblos y comunidades.

El gasto de establecer una clínica hiperbárica médica completa tradicional, los costos del personal y el funcionamiento de estas clínicas (especialmente si solo están disponibles en un entorno hospitalario) dificultan que todas las ciudades, excepto las más grandes, tengan acceso a la terapia hiperbárica que necesitan millones de personas en el mundo. Es por eso que Barry cree que la cámara Revitaliar 430F y el sistema Biobarica pueden proporcionar una opción terapéutica viable para que casi cualquier médico agregue la medicina hiperbárica a su práctica existente para ponerla a disposición de sus pacientes de una manera muy segura y efectiva.

“Los beneficios de la medicina hiperbárica no comienzan en un nivel específico de presión, saturación de O2 o tiempo. Es una cuestión de dosificación para cada indicación y se pueden obtener algunos beneficios a presiones variadas, con y sin O2 adicional, y en tiempos de tratamiento variados. Creo que la cámara Revitalair 430F de Biobarica es única en su clase como cámara semirrígida de media presión que se puede instalar fácilmente en una clínica, hospital o cualquier entorno ambulatorio. Revitalair 430F puede cerrar la brecha entre las cámaras hiperbáricas flexibles y las unidades médicas rígidas para brindar opciones de tratamiento hiperbárico efectivas y asequibles a una amplia gama de aplicaciones potenciales”, dice Barry cuando se le pregunta sobre las diferencias entre Biobarica y otras cámaras hiperbáricas en el mercado.

Una solución médica integral muy recomendada

La cámara Revitalair 430F es parte de un sistema de tratamiento hiperbárico que puede satisfacer las necesidades de muchas aplicaciones terapéuticas. Es una cámara de calidad asequible, segura y eficaz y se puede instalar fácilmente en una amplia variedad de ubicaciones. La instalación de la cámara no tiene requerimientos especiales de plomería, construcción, estructurales, contra incendios o problemas eléctricos, lo que ahorra costos significativos en los que se puede incurrir para las instalaciones tradicionales de cámaras hiperbáricas.

El software BGS (Biobarica Global Systems) proporciona un sistema de gestión de pacientes con seguimiento de datos para cada clínica y acceso a protocolos de tratamiento y éxitos de las clínicas de Biobarica en todo el mundo. El sistema BGS también proporciona módulos de capacitación para cada operador de clínica y cámara, incluidos videos de seguridad e investigación actualizada, publicaciones científicas y datos de casos de pacientes para protocolos óptimos para el tratamiento de indicaciones y lesiones específicas.

“No puedo imaginarme tener una mejor experiencia o una comunicación más abierta y honesta con ningún fabricante de equipos médicos. El equipo de liderazgo de Biobarica está totalmente dedicado al estudio científico legítimo y la expansión de la medicina hiperbárica en todo el mundo. Me ha impresionado por completo su honestidad e integridad desde el principio de nuestras conversaciones juntos. Entonces me quedó claro que su empresa y todo el equipo de Biobarica se habían fijado el objetivo de expandir la medicina hiperbárica y apoyar ese crecimiento con la investigación y los recursos para hacerlo de la manera correcta ”, destaca Barry.