¿Por qué nuestras cámaras hiperbáricas son seguras?

Las cámaras hiperbáricas utilizadas en BioBarica están diseñadas para soportar altas presiones y brindar a los pacientes un tratamiento efectivo y seguro. Alcanzan una  presión de 1.4 ATM, necesaria para acelerar el proceso de recuperación en una gran cantidad de patologías. En efecto, el tratamiento de Oxigenación Hiperbárica consiste en suministrar oxígeno a una presión atmosférica más alta que la presión atmosférica normal; de esta forma, aumenta la disponibilidad de Oxígeno en el plasma sanguíneo y se desencadenan procesos fisiológicos muy beneficiosos para el organismo.

En todos los centros de atención BioBarica se utilizan cámaras hiperbáricas Revitalair. Se trata de un producto de excelencia y confiable, porque tanto los componentes de la cámara como su fabricación se encuadran dentro de estándares de calidad controlados y certificados por normas nacionales e internacionales. El sistema de cierre es de aluminio aeronáutico y, por su diseño, soporta presiones varias veces superior a la normal de trabajo de una Cámara Revitalair. La tela flexible y las ventanas también están diseñadas y testeadas para su uso frecuente y para soportar altas presiones, y cuenta con un cuádruple sistema de seguridad para evitar cualquier inconveniente por falla o mala operación del usuario. Además, por sus medidas (90 cm de diámetro por 1,85 de largo), es una de las cámaras hiperbáricas individuales más grandes del mercado, lo que garantiza la comodidad del paciente.

Comments are closed.