Cámara Hiperbárica: un enfoque terapéutico para las migrañas

La migraña y los dolores de cabeza pueden ser severos e incapacitantes. La migraña afecta hasta al 18% de las mujeres, mientras que las cefaleas son mucho menos comunes (0.2% de la población). Hay varias terapias agudas y profilácticas disponibles. La terapia de oxígeno hiperbárico (TOHB) es la administración de altas concentraciones de oxígeno a presiones ambientales superiores a una atmósfera.

Tanto la migraña como la cefalea están asociadas a otras características de dolor. Si bien el diagnóstico y la clasificación de las cefaleas puede ser difícil y compleja, la migraña y las cefaleas generalmente se distinguen por la naturaleza de los síntomas asociados (náuseas, vómitos y fotofobia ocurren comúnmente con migraña, mientras que las cefaleas generalmente se acompañan de lagrimeo y congestión nasal), el patrón en el que ocurren (las cefaleas generalmente ocurren diariamente durante varias semanas antes de resolverse, a menudo por períodos prolongados) y su ubicación y carácter (las cefaleas son orbitales y unilaterales, mientras que las migrañas pueden ser bilaterales y suelen describirse como palpitantes).

La migraña puede estar precedida por un aura, la mayoría de las veces una alteración visual, en algunas personas. El dolor de cabeza intenso es común. Las encuestas de los Estados Unidos y de otros lugares sugieren que de 6% a 7% de los hombres y de 15% a ​​18% de las mujeres experimentan migrañas, mientras que alrededor de 0.1% a 0.2% de la población sufre de cefalea. Los parientes de primer grado de aquellos con cefaleas tienen de cinco a 18 veces más probabilidades de tener tales dolores de cabeza que los individuos en la población general.

Los mecanismos implicados en ambos tipos de dolor de cabeza no se comprenden completamente y son áreas activas de investigación. La migraña parece ser el resultado de una mezcla de factores ambientales y genéticos, mientras que la cefalea se clasifica entre las cefaleas autónomas del trigémino y probablemente involucre al hipotálamo. La migraña produce una discapacidad significativa para el individuo. El impacto social y económico de la cefalea es menos claro, pero los datos de Alemania sugieren que el tiempo perdido para trabajar y los costos de atención médica son sustanciales.

La visión tradicional ha sido que la migraña es principalmente un evento vascular. Esta visión se centra en explicar el dolor involucrado, pero más recientemente la migraña se ve como una alteración del procesamiento sensorial. Dicha explicación centrada en el cerebro ayuda a explicar la sintomatología de la migraña más allá del dolor de cabeza y tiene implicaciones para el tratamiento. La terapia para el dolor de cabeza se divide en dos categorías: aguda y preventiva.

La terapia aguda tiene como objetivo el tratamiento sintomático del dolor de cabeza y otros síntomas asociados con un ataque o grupo agudo. El objetivo de la terapia preventiva es reducir la frecuencia o intensidad de los ataques, o ambos, y así mejorar el funcionamiento del paciente y la calidad de vida. La terapia preventiva es especialmente adecuada para pacientes con ataques muy frecuentes o severos, discapacidad significativa relacionada con el dolor de cabeza o resistencia a la terapia aguda.

Si bien la migraña es un problema común, el número de casos que no responden a los enfoques terapéuticos aceptados puede ser bastante pequeño. Son estos pacientes quienes pueden beneficiarse de una terapia administrada en un centro de salud, como el tratamiento de oxigenación hiperbárica (TOHB).

TOHB requiere que el paciente esté sujeto a una presión mayor a la atmosférica (1 ATM) en una cámara hiperbárica diseñada para este propósito. Clínicamente, TOHB ha sido reportado como un tratamiento exitoso para la cefalea desde al menos 1989, y han seguido informes esporádicos desde ese momento, incluyendo algunos ensayos comparativos.

Beneficios de TOHB en pacientes con migrañas y dolores de cabeza:

Desinflama el tejido neuronal

Redistribuye el flujo cerebral

Favorece la vasoconstricción

Reduce la inflamación y el edema

Disminuye síntomas y episodios

Fuente

Bennett MH, French C, Schnabel A, Wasiak J, Kranke P, Weibel S (2015); Oxigenoterapia normórbica e hiperbárica para el tratamiento y la prevención de la migraña y la cefalea en racimos (Revisión); Base de datos Cochrane de revisiones sistemáticas.

Comments are closed.