Preguntas Frecuentes

¿Quién indica el tratamiento hiperbárico?

La terapia de oxigenación hiperbárica siempre debe ser indicada por un médico. Puede ser su médico de cabecera o los que forman parte del centro BioBarica en el que usted se va a atender. Además, brindamos soporte para los doctores que quieran hacer alguna consulta acerca de la frecuencia, tiempo o duración del tratamiento en cada caso.

¿Por qué el tratamiento en estas cámaras hiperbáricas no produce claustrofobia?

La claustrofobia no es una contraindicación para este modelo de cámaras hiperbáricas, ya que posee diez ventanas y ventilación constante, así como un sistema de válvulas de apertura y cierre rápido que el paciente puede manipular para salir en segundos. A su vez, el interior del equipo es amplio y cómodo y permite a los pacientes ingresar con elementos personales que favorezcan su relajación.

¿Se puede ingresar acompañado a la cámara hiperbárica?

En los casos donde se trata a un paciente con autismo, parálisis cerebral, o TGD, el niño puede estar acompañado dentro de la cámara por un familiar.

 

¿Cómo se indica el tratamiento Hiperbárico?

La cantidad de sesiones indicada por el médico dependerá de la patología. Se puede realizar sesiones una, dos, tres veces por semana, o bien a diario. Por lo general la duración de la sesión es de 60 minutos. En casos en los que se requiere mayor dosis o concentración, se puede extender a 90 minutos.

¿Cómo ingresar a la cámara hiperbárica si tengo problemas de movilidad?

Nuestras cámaras cuentan con un sistema de camilla extraíble que permite el ingreso y egreso de los pacientes con movilidad reducida o con dificultad de deambular por sus propios medios.

¿Cómo ayuda la Cámara Hiperbárica a que el oxígeno ingrese a nuestro cuerpo?

La absorción del oxígeno es a través de la vía respiratoria, del pulmón, no de la piel. Al aumentar la presión en el ambiente, también lo hace la difusión del oxígeno suministrado. Es decir, se logra aumentar el oxígeno en sangre y así la oferta de oxígeno en todos los tejidos del cuerpo. 

¿Cómo ingresa el oxígeno a los tejidos?

Al respirar oxígeno en un entorno con una presión atmosférica superior a la habitual, se cumple la ley de los gases de Henry. Esta ley explica que un gas se diluye en los líquidos cuando es sometido a presión. De esta misma forma, dentro de la cámara hiperbárica, el oxígeno se diluye en el plasma sanguíneo y logra llegar a todos los tejidos.


Un ejemplo que permite explicar este fenómeno de manera muy sencilla es una botella de gaseosa. Dentro de la botella, la bebida gaseosa está sometida a presión. Cuando la botella está cerrada, no vemos el gas porque este, por efecto de la presión, está diluido en el líquido. Cuando abrimos la botella, la presión en el interior de la botella disminuye y podemos ver el gas en forma de burbujas. En otras palabras, cuando abrimos la botella, el gas ya no se diluye en el líquido.

¿El tratamiento hiperbárico es nuevo en el mundo?

No. El tratamiento de oxigenación hiperbárica tiene más de 200 años en desarrollo y hay muchísimos trabajos científicos que lo avalan. El equipamiento y la tecnología avanzan a diario. 

¿Cuál es el beneficio del tratamiento hiperbárico en adultos mayores?

En adultos mayores hay una pérdida de la capacidad alveolar para difundir el oxígeno y un aumento de radicales libres por el paso del tiempo. La cámara hiperbárica aumenta la oxigenación, la difusión, el paso de oxígeno a los tejidos, y reduce los radicales libres por su regularización del estrés oxidativo.