El Tratamiento de Oxigenación Hiperbárica y sus beneficios para el Alzheimer

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la demencia es un síndrome de naturaleza crónica o progresiva caracterizado por el deterioro de la función cognitiva más allá de lo que podría considerarse una consecuencia normal del envejecimiento. Afecta a la memoria, el pensamiento, la orientación, la comprensión, el cálculo, la capacidad de aprendizaje, el lenguaje y el juicio. El deterioro de la función cognitiva suele ir acompañado por el deterioro del control emocional, el comportamiento social o la motivación.

La demencia es causada por diversas enfermedades y lesiones que afectan al cerebro, como la enfermedad de Alzheimer o los accidentes cerebrovasculares. Además es una de las principales causas de discapacidad y dependencia entre las personas mayores en todo el mundo.

Los síntomas relacionados de la demencia se pueden dividir en tres etapas:

  • Etapa temprana: tendencia al olvido, pérdida de la noción del tiempo y desubicación espacial, incluso en lugares conocidos.
  • Etapa intermedia:el paciente empieza a olvidar acontecimientos recientes, así como los nombres de las personas, se encuentran desubicado en su propio hogar, tiene cada vez más dificultades para comunicarse, empieza a necesitar ayuda con el aseo y cuidado personal, sufre cambios de comportamiento.
  • Etapa tardía: una creciente desubicación en el tiempo y en el espacio, dificultades para reconocer a familiares y amigos, una necesidad cada vez mayor de ayuda para el cuidado personal, dificultades para caminar, alteraciones del comportamiento que pueden exacerbarse y desembocar en agresiones.

La enfermedad de Alzheimer es la forma más común de demencia. Se calcula que representa entre un 60% y un 70% de los casos.

No hay ningún tratamiento que pueda curar el Alzheimer o revertir su evolución progresiva. Sin embargo, sí existen medidas para apoyar y mejorar la vida de las personas que lo padecen y la de sus cuidadores y familias: diagnosticarlo precozmente para posibilitar buen tratamiento, optimizar la salud física, la cognición, la actividad y el bienestar, identificar y tratar enfermedades físicas concomitantes, detectar y tratar los síntomas conductuales y psicológicos problemáticos y proporcionar información y apoyo a largo plazo a los cuidadores.

¿Cómo puede ayudar el TOHB?

El Tratamiento de Oxigenación Hiperbárica (TOHB) puede ser muy beneficioso para los pacientes con Alzheimer. La Hiperoxia (mayor disponibilidad de Oxígeno) producida para la Cámara Hiperbárica redistribuye el flujo de sangre en el sistema nervioso central, mejora la oxigenación de las neuronas, estimula la neuroplasticidad y reduce los radicales libres por aumento del sistema antioxidante, entre otros beneficios que mejoran la calidad de vida de los pacientes y evitan un rápido progreso de la enfermedad.

Fuente

Organización Mundial de la Salud (OMS)

Comments are closed.