El Hospital de Quemados implementa el Tratamiento Hiperbárico en casos complejos

Desde hace un año y medio ofrece de manera gratuita el Tratamiento en Cámara Hiperbárica. Esta terapia contribuye a evitar amputaciones y acelera la cicatrización de heridas complejas. Es un gran avance para la salud pública argentina.

En septiembre de 2018 el Hospital de Quemados “Dr. Arturo U. Illia” incorporó una cámara hiperbárica como parte del tratamiento para las quemaduras y heridas de cicatrización compleja, (entre ellas pie diabético, úlceras con infecciones y radiolesiones), rehabilitación neurológica (recuperación post ACV principalmente) y sordera súbita. Desde entonces, el hospital ha atendido más de 100 casos con este dispositivo médico.

Está comprobado que el Tratamiento en Cámara Hiperbárica disminuye el dolor y la inflamación, acelera la cicatrización, reduce las complicaciones y mejora la calidad de vida de los pacientes. La Dra. Mercedes Porta, Jefa de Departamento de Cirugía Plástica y Quemados del Hospital, menciona tres casos que así lo demuestran:

  • Paciente con úlcera avanzada

Julia (79 años) ingresó al Hospital de Quemados en febrero de 2019. Anteriormente había acudido a otras instituciones médicas en las que recibió distintos diagnósticos y tratamientos. En el momento presentaba una úlcera cerca del tobillo, con un avance profundo en la herida y síntomas que afectaban sus actividades cotidianas, entre ellos vómitos, dolor en el cuerpo y pérdida de peso. Con 30 sesiones en la cámara hiperbárica se revirtieron todos estos síntomas.

La Dra. Portas explica: “Además de la mejoría en la herida, la paciente logró mejorar la visión del ojo izquierdo, que tenía diagnóstico de desprendimiento de retina. Tiene mejor ánimo, volvió a realizar sus actividades cotidianas y mientras tanto continúa en tratamiento ya que la úlcera está cerrada en un 70%”.

  • Paciente pediátrico con quemadura severa

Una nena de 2 años ingresó al Hospital de Quemados por una quemadura en la mano luego de que le explotara el cargador de un celular. Inicialmente se planteó la amputación total del pulgar como única alternativa. Luego se indicó el Tratamiento de Oxigenación Hiperbárica y en las primeras tres sesiones se evidenciaron cambios que permitieron recuperar la primera falange y evitar la amputación total. “Este es uno de los casos que más comentamos en el hospital por la gravedad de la lesión y porque logramos revertir un diagnóstico completamente pesimista”, sostiene Portas.

  • Paciente con sordera súbita

Un paciente con sordera súbita (40 años) fue derivado de otro hospital. Mediante una audiometría se observó que tenía pérdida total de la audición en uno de los oídos. Después de 10 sesiones en Cámara Hiperbárica se repitió el estudio y se observó que había recuperado parte de su audición. La Dra. Portas asegura: “Todos estos casos se pueden objetivar con evidencia de estudios”.

Es la primera vez que un hospital público de la Ciudad de Buenos Aires accede a este tipo de tecnología y puede brindarla de manera gratuita a sus pacientes. La donación del equipo estuvo a cargo de BioBarica, una compañía 100% nacional y el único fabricante de cámaras hiperbáricas aprobadas por ANMAT. La capacitación al personal del hospital la realizó la Asociación Argentina de Medicina Hiperbárica e Investigación.

Los médicos del staff del hospital realizaron las gestiones para contar con este tipo de tecnología y acelerar el proceso de recuperación de sus pacientes, así como acortar los tiempos de internación y consultas debido a la cantidad de personas que llegan diariamente buscando atención.

¿Cómo funciona la Terapia de Oxígeno Hiperbárico?

El paciente ingresa a una Cámara Hiperbárica presurizada y respira altas concentraciones de oxígeno a través de una mascarilla. Esta mayor disponibilidad de oxígeno en el plasma sanguíneo alcanza todos los tejidos del cuerpo, incluso los afectados. Así, se desencadena una serie de efectos beneficiosos para distintas patologías que transcurren con inflamación y dolor.

La Dra. Portas explica que esa es la razón por la que se acelera la recuperación. El uso de la Cámara Hiperbárica también se traduce en costo beneficio para las instituciones de salud, ya que acorta los tiempos de internación y disminuye el riesgo de infección.

El Hospital de Quemados no solo ha incorporado la Cámara Hiperbárica en el esquema de tratamiento de los pacientes, sino que trabaja activamente en el desarrollo de protocolos sobre el uso de esta terapia en quemaduras radio inducidas, quemaduras térmicas, quemaduras en pacientes diabéticos, requerimientos de injertos y colgajos dérmicos, entre otras aplicaciones. Es un gran avance para la salud pública del país y la tecnología de última generación al servicio y beneficio de todos los pacientes.

Más información: Hospital de Quemados Dr. Arturo U. Illia. Avenida Pedro Goyena 369 (CABA).

Biobarica: www.biobarica.com

Comments are closed.