¿Cuáles son los tipos de artritis?

La Artritis es la inflamación de las articulaciones. Aunque es un síntoma o señal y no un diagnóstico específico, el término artritis se usa a menudo para referirse a cualquier problema médico que afecta las articulaciones. Una articulación es donde dos huesos se unen, como el codo o la rodilla.

Hay diferentes tipos. Las más comunes son:

  • La espondilitis anquilosante: afecta la columna vertebral. A menudo incluye enrojecimiento, calor, hinchazón y dolor en la columna vertebral o en las articulaciones que unen la base de la columna (sacro) con la pelvis (hueso ilíaco). En algunas personas también puede afectar los hombros, las costillas, las caderas, las rodillas, los pies, los lugares donde los tendones y los ligamentos se unen a los huesos. A veces puede afectar otros órganos como los ojos, los intestinos y, muy rara vez, al corazón y a los pulmones.
  • La gota: causa dolor y rigidez en las articulaciones. La gota ocurre cuando se acumulan cristales de una sustancia llamada ácido úrico en las articulaciones. A menudo comienza en el dedo gordo del pie. Puede causar bultos debajo de la piel, así como cálculos renales.
  • La artritis juvenil: es el término que se usa para describir la artritis que se da en los niños. Los niños pueden tener artritis igual que los adultos.
  • La osteoartritis: es una enfermedad que daña el tejido resbaladizo que cubre los extremos de los huesos de una articulación. Este tejido resbaladizo se llama cartílago. Cuando esto ocurre, los huesos comienzan a rozarse entre ellos. Esta fricción causa dolor, hinchazón y pérdida de movimiento en la articulación. Con el tiempo, la articulación puede perder su aspecto normal. A diferencia de otras formas de artritis, la osteoartritis sólo afecta a las articulaciones y no a otros órganos internos. La osteoartritis es el tipo de artritis más común.
  • La artritis psoriásica: puede darse en personas que tienen psoriasis (parches de piel escamosa, roja y blanca). Este tipo de artritis afecta la piel, las articulaciones y las áreas donde los tejidos se unen al hueso.
  • La artritis reactiva: es el dolor o inflamación en una articulación que se presenta como una “reacción” a una infección en el organismo. Es posible que también tenga los ojos rojos e hinchados y una inflamación en las vías urinarias. Estos síntomas pueden presentarse solos, juntos o simplemente no presentarse.
  • La artritis reumatoide: ocurre cuando el sistema de defensa del cuerpo no funciona bien. Afecta las articulaciones y los huesos (a menudo de las manos y de los pies) y también puede afectar los órganos y sistemas internos. El paciente puede sentirse enfermo o cansado, y podría llegar a tener fiebre.

La artritis puede ocurrir junto con otros problemas de salud, tales como:

  • El lupus: que ocurre cuando el sistema de defensa del cuerpo puede dañar las articulaciones, el corazón, la piel, los riñones y otros órganos.
  • Una infección que llega a una articulación y destruye el tejido entre los huesos.

¿Cómo ayuda la cámara hiperbárica a tratar la artritis?

La oxigenación hiperbárica para el tratamiento de artritis es muy eficiente en la reducción de dolores e inflamaciones articulares, debido a que la mayor llegada del oxígeno a los tejidos articulares y tendinosos produce una rápida desinflamación y reparación, favoreciendo la recuperación y la movilidad. También ayuda al sistema inmunológico. Entre sus beneficios:

  • Aporta mayor cantidad de oxígeno a los tejidos articulares
  • Tiene efectos desinflamatorios
  • Favorece la recuperación y movilidad
  • Ayuda al sistema inmunológico

Fuente:

Institutos Nacionales de la Salud (NIH)

 

Comments are closed.