Se inauguró un nuevo centro de atención en Tandil, Buenos Aires. La sede está ubicada en Chacabuco 779, Piso 3 y ofrecerá los beneficios de la medicina hiperbárica a la comunidad.

El tratamiento en cámara hiperbárica es un método no invasivo que consiste en suministrar aire y oxígeno a presión en una cabina presurizada a 1.4 atmósferas (ATM). La presión atmosférica ambiental normal es de 1 ATM. Este tipo de terapia funciona bajo la ley de Henry, que dice que los gases se diluyen en los líquidos cuando están sometidos a presión.

Para tener una idea clara de cómo funciona una cámara hiperbárica se puede observar una botella de agua gasificada. En la botella cerrada y bajo presión, no hay burbujas. En esta condición, el agua se encuentra a 1.1 atmósferas de presión (ATM), logrando por la ley de Henry que el gas se diluya en el agua a presión. Al abrir la botella, aparecen las burbujas por la falta de presión.

La medicina hiperbárica es segura y tiene muchos beneficios, pues el incremento del oxígeno disuelto en el plasma sanguíneo permite un aumento en el flujo sanguíneo, aumenta el control sobre infecciones y la recuperación de numerosas patologías.

Para solicitar turnos o más información en BioBarica Tandil, llamar al teléfono (0249) 154 482 492 o escribir un mail a [email protected]

Comments are closed.