FUNDAMENTOS DE LA MEDICINA HIPERBÁRICA

La Terapia de Oxigenación Hiperbárica consiste en respirar altas concentraciones de oxígeno dentro  de una cámara presurizada por encima de la presión atmosférica normal. Para su uso clínico, la presión debe ser de al menos 1.4ATA.  Este tratamiento se utiliza como terapia primaria en algunas patologías e intoxicaciones, o como terapia adyuvante en patologías que cursan con inadecuado suministro de oxígeno a los tejidos.

Las cámaras hiperbáricas son dispositivos médicos donde se lleva a cabo la TOHB de manera no invasiva y segura, administrando altas concentraciones de oxígeno al paciente, por medio de un inhalador, en un ambiente bajo presión. Para entender el funcionamiento de esta terapia, es importante recordar la función principal de la respiración: ingresar oxígeno al organismo para ser distribuido por el sistema circulatorio a todos los órganos y tejidos.

¿Cómo nos aseguramos que todos los tejidos y sus células reciben oxígeno durante la TOHB? La respuesta se deduce del modelo de Krogh: Este modelo considera la densidad capilar en los tejidos, el radio de capilares y la distancia entre células del tejido y los capilares para calcular la distancia de difusión y penetración del oxígeno. Además, explica la existencia de gradientes de presión (PpO2) en función del radio del capilar y los extremos arteriales y venosos de la microvasculatura. A partir de todas estas variables, el modelo permite predecir la PpO2 en los tejidos: al administrar O2 a concentración cercana al 100% en un ambiente a 1.4ATA, el radio de penetración del O2 desde los capilares a los tejidos es de ~75µm. Se deduce entonces que en condiciones de hiperbaria (a presión igual o mayor a 1.4ATA) se alcanza y supera considerablemente la penetración requerida para alcanzar la PpO2 mínima efectiva (20mmHg) que satisface las funciones celulares.

La TOHB produce hiperoxia y un aumento temporal de la producción de especies reactivas del oxígeno (EROs). De esta manera, resuelve condiciones adversas como la hipoxia y el edema, y favorece las respuestas normales o fisiológicas frente a procesos infecciosos e isquémicos. Además de generar EROs y radicales libres, la TOHB estimula la expresión y actividad de enzimas antioxidantes, para mantener la homeostasis y el estado “redox” (reductivo/oxidativo) y asegurar la inocuidad del tratamiento.

Dentro de los mecanismos que favorece o estimula TOHB podemos destacar:

Vasoconstricción: Se da en tejidos sanos y sin deterioro de la oxigenación, favoreciendo una redistribución de flujo hacia zonas hipoperfundidas.

Angiogénesis: La hiperoxia estimula la neovascularización o formación de nuevos vasos, a partir de dos procesos: la angiogénesis y la vasculogénesis.

Osteogénesis: La hiperoxia estimula la diferenciación celular, la formación de depósitos minerales y el metabolismo fosfo-cálcico.

Respuesta inmune celular frente a infecciones: En condiciones adversas como la hipoxia aumenta la predisposición a infecciones. En condiciones de hiperoxia, algunas células del sistema inmune, como los neutrófilos o polimorfo nucleares (PMN) responden a la presencia de noxas patógenas ejerciendo su acción bactericida a través de la producción de EROs, radicales libres y enzimas peroxidasas. Además, TOHB ejerce acción sinérgica con algunos antibióticos, al facilitar el transporte dependiente de O2 a través de la pared celular bacteriana.

Anti-inflamación  y  reducción  del  edema: La vasoconstricción  favorece  la reducción de la respuesta inflamatoria y por lo tanto la reducción de edemas.

Cicatrización de heridas: Junto con los estímulos que favorecen la síntesis de colágeno y la neo-vascularización, la hiperoxia también estimula la formación de tejido de granulación en tejidos afectados por condiciones adversas. A través de la sinergia entre estos mecanismos, se acelera el proceso de cicatrización de heridas.

Neuroprotección: Además de mejorar la perfusión, gracias a la formación de nuevos vasos y la oxigenación cerebral, la hiperoxia aumenta la neuroplasticidad y estimula la regeneración axonal periférica.

Fuentes:

  • Oxigenación Hiperbárica: Fundamentos, Mecanismos bioquímicos y aplicaciones. Mariana Cannellotto (Directora Médica), Irene Wood* (Doctora en Bioquímica)
  • Society, U.a.H.M., HYPERBARIC OXYGEN THERAPY INDICATIONS: 13th EDITION 2013. Tibbles , P.M. and J.S. Edelsberg Hyperbaric-Oxygen Therapy.

Comments are closed.