Osteomielitis: causas, síntomas y tratamiento

4 de junio de 2019 - 1m 55s

La osteomielitis es una infección en el hueso o médula ósea causada generalmente por bacterias, microbacterias u hongos; se propaga por la sangre y también puede extenderse a través de los tejidos cercanos a la zona infectada o por una herida abierta infectada. De hecho, uno de los mayores factores de riesgo de Osteomielitis son los traumas recientes, también la hemodiálisis y la Diabetes.

Las causas probables son tres: por vía directa, debido a una fractura abierta, una cirugía o algún objeto que perfora el hueso; por una infección transmitida a través de la sangre (si otra parte del organismo está infectada) o por una infección en zonas cercanas, como los tejidos blandos o prótesis articulares.

Al infectarse el hueso se inflama la médula ósea, que es un tejido blando interno, y presiona contra la pared exterior; entonces, los vasos sanguíneos de la médula sufren compresión y el aporte de sangre al hueso se reduce o interrumpe. S la sangre no fluye correctamente se corre el riesgo de que se produzca una necrosis ósea, que es la muerte del hueso.

Síntomas

La osteomielitis infantil es más común en los huesos largos, mientras que en los adultos suele presentarse en pies, columna y caderas, es decir, vértebras y pelvis.

Los más comunes son fiebre alta (superior a los 38°), escalofríos, sudoración o malestar general. El paciente también puede perder peso o sentir dolor intenso en el hueso infectado, lo que complica su movilidad. Si la infección está avanzada, se puede observar inflamación localizada, zona enrojecida y caliente.

Diagnóstico y tratamiento

Son varios los estudios que ayudan al médico a diagnosticar la osteomielitis. Un nivel elevado de leucocitos en un análisis de sangre indica inflamación, pero no es concluyente. Las radiografías, tomografías y resonancias pueden mostrar cambios significativos, identificar infecciones y abscesos. En muchos casos el médico solicita análisis de pus, líquido sinovial y hueso para detectar el microorganismo que produjo la infección.

El tratamiento más habitual es con antibióticos por tiempo prolongado y en algunos casos puede ser necesaria una intervención quirúrgica.

Tratamiento Hiperbárico en Osteomielitis

El Tratamiento de Oxigenación Hiperbárica (THOB) de gran ayuda para pacientes con osteomielitis porque potencia  la acción de los antibióticos, mejorando el transporte y la llegada al sitio de acción. Además, el aumento del Oxígeno en sangre aumenta la función osteoclástica y la osteogénesis (regeneración ósea), favorece la formación de nuevos vasos sanguíneos, impulsa la actividad bactericida, acelera los procesos de cicatrización -gracias a que estimula la formación del colágeno-, reduce el edema local y la inflamación.

¿Sufre de algún dolor?
Haga click aquí 
¿Está en rehabilitación?
Haga click aquí 
¿Tiene alguna herida?
Haga click aquí 
Profesional de Salud
Haga click aquí