El Tratamiento de Oxigenación Hiperbárica y sus efectos en las enfermedades neurológicas

El Tratamiento de Oxigenación Hiperbárica (TOHB) se usa ampliamente en el tratamiento de enfermedades neurológicas. Entre ellas, se destacan las lesiones traumáticas, el accidente cerebrovascular (ACV) y los trastornos neurológicos metabólicos asociados a la edad.

En situaciones de lesiones e isquemia cerebral, se produce un estado de hipoxia responsable por el daño neuronal, sinapsis ineficientes y alteraciones en la irrigación y perfusión. Estos fenómenos se deben a la alteración del metabolismo y la actividad neuronal en condiciones de hipoxia.

El objetivo de las terapias en isquemia cerebral es rescatar el tejido normal, que está en riesgo de sufrir daños irreversibles por la deprivación de O2 y la consecuente alteración energética y metabólica. Por lo tanto, las medidas terapéuticas se enfocan en mejorar el flujo sanguíneo y preservar la función celular.

En este contexto, TOHB juega un importante rol en la protección neuronal durante situaciones de isquemia, a través de la acción de la hiperoxia reduciendo la lipo-peroxidación en situaciones de isquemia y procesos de isquemia-reperfusión. TOHB permite reducir el estado inflamatorio y el edema cerebral, favorecer la reparación de axones y estimular su crecimiento, disminuir la gravedad del ACV y mantener la integridad de la barrera hematoencefálica.

También favorece la redistribución del flujo sanguíneo cerebral, aliviando la presión intracraneal y sus síntomas. Atenúa los déficits motores, disminuye los riesgos de secuelas y previene trastornos circulatorios cerebrales recurrentes, mejorando la supervivencia tras trauma neurológico. El TOHB acelera la regresión de lesiones ateroscleróticas y promueve las defensas antioxidantes.

En pacientes con esclerosis múltiple, TOHB mejora la oxigenación en las zonas afectadas, entre las arterias cerebrales, caracterizadas por una disminución de la pO2 local y alivia los síntomas al modular la respuesta inmune. En el tratamiento de la migraña, TOHB produce vasoconstricción, reduce significativamente la presión intracraneal, alivia los ataques agudos de migraña, reduce y previene el dolor de cabeza.

TOHB ejerce su acción analgésica y antiinflamatoria mediante la acción vasoconstrictora, neuromoduladora (agonista de serotonina) e inmunomoduladora (respuesta a sustancia P) del O2. En diferentes trabajos se estudió el efecto de OHB en el cerebro dañado y se encontró que inhibe la muerte neuronal y detiene la progresión de la necrosis neurológica inducida por radiación.

Además, mejora el flujo sanguíneo en regiones afectadas por enfermedades neurológicas crónicas así como el metabolismo aeróbico en lesiones cerebrales, acelendo la resolución de los síntomas clínicos . También se observó que TOHB acelera la recuperación neurológica tras una lesión medular, mejorando la función mitocondrial en la corteza motora y la médula espinal, revirtiendo la hipoxia y reduciendo el edema.

En resumen, TOHB se usa como tratamiento adyuvante en neurología para reducir el edema, reconstituir la irrigación y perfusión, disminuir temblores y rigidez, mejorar la recuperación neuronal y calidad de vida. Los resultados de la terapia con HBO en el tratamiento de pacientes con accidente cerebrovascular, aterosclerosis, presión intracraneal, cefalea y lesión cerebral y de la médula espinal son prometedores y merecen investigación adicional.

Dra. Mariana Cannellotto y Bioquímica Liliana Jordá.

Comments are closed.