El Tratamiento de Oxigenación Hiperbárica en la Clínica Médica

TOHB se usa ampliamente en el tratamiento de patologías base inflamatoria, como las que afectan tejidos óseos, aparato motor, tejido conectivo y articulaciones. Estas enfermedades reumáticas son habitualmente tratadas de forma multidisciplinaria, a través de estrategias terapéuticas con  miras a disminuir la inflamación, el dolor y mejorar la calidad de vida.

En situaciones de hipoxia, la baja pO2 es responsable por el daño celular y alteraciones en la perfusión. En condiciones hipóxicas, la angiogénesis se hace más lenta e incluso nula, disminuye la función de fibroblastos y la formación de colágeno se ve comprometida. A nivel celular, la hiperoxia resuelve todas estas funciones, ya que son dependientes de O2. TOHB juega un importante rol protector durante situaciones de isquemia, a través de la acción de la hiperoxia reduciendo la lipo-peroxidación en procesos de isquemia-reperfusión.

El dolor crónico es un problema clínico de difícil tratamiento, para el cual el uso de TOHB mostró resultados prometedores. Varios trabajos científicos muestran que TOHB es útil para tratar cefaleas, fibromialgia, síndromes de dolor regional complejo y neuralgias. La exposición a OHB, al modular la inflamación y el estrés oxidativo, desencadena un efecto analgésico y anti-nociceptivo.

En el tratamiento de la migraña, TOHB produce vasoconstricción, reduce significativamente la presión intracraneal, alivia los ataques agudos de migraña, reduce y previene el dolor de cabeza.

En pacientes con síndrome de fibromialgia (FMS) y fatiga crónica, al igual que en casos de lupus, se detectaron alteraciones en la perfusión cerebral, que podrían ser tratadas y mejoradas gracias al uso de TOHB. Además, en FMS, migraña y otras patologías que cursan con dolor, se detectaron áreas de hipoxia local en las regiones dolorosas, con valores de pO2 y densidad vascular menores a los fisiológicos. Particularmente, en pacientes con FMS, TOHB puede mejorar los síntomas y la calidad de vida, gracias a la mejoría en la perfusión (SPECT) y normalizar la actividad en áreas cerebrales relacionadas con el dolor.

Por otro lado, los pacientes con fatiga crónica presentan incapacidad de cumplir con sus responsabilidades laborales, sociales y familiares, y carecen de un tratamiento eficaz específico. En este sentido, la TOHB disminuye la severidad de la sintomatología, favorece el bienestar, la mejora del desempeño y la calidad de vida, medidas a través de cuestionarios validados. En relación al rendimiento físico y muscular, también se observó que OHB aumenta la producción de energía y su depósito en el tejido muscular y previene la fatiga.

La enfermedad de Crohn (EC) es una patología compleja, con base autoinmune e inflamatoria, que puede complicarse con infecciones de la región perineal. En el tratamiento de la EC, TOHB aumenta la oxigenación de los tejidos inflamados e infectados, en los que favorece la reparación tisular y el control de la infección mediante la estimulación de la fagocitosis por leucocitos. En Enfermedad de Chron y otras enfermedades digestivas inflamatorias, como el síndrome de colon irritable y la colitis ulcerosa, TOHB alivia la sintomatología al ejercer un efecto anti-inflamatorio al disminuir la producción de citoquinas y reducir la adhesión de neutrófilos.

Por último, la TOHB se usa en el tratamiento de patologías que afectan el aparato auditivo, como la sordera súbita y los acúfenos, para el aumento de la ppO2, la concentración de O2 y mejorar la microcirculación en el oído interno. De esta manera, el uso de TOHB como adyuvante al tratamiento convencional mostró ser eficaz para mejorar la sintomatología y la audición en pacientes recientemente diagnosticados, al corregir la hipoxia y la microcirculación coclear.

En patologías incapacitantes como la artritis reumatoide (AR), caracterizadas por la presencia de dolor y deterioro de la calidad de vida, el uso de TOHB podría favorecer el alivio del dolor y la disminución de la inflamación en articulaciones. El alivio de la enfermedad por acción de TOHB puede ser producido por un aumento de la capacidad antioxidante enzimática, que favorece una disminución de peróxidos lipídicos. Por ejemplo, el tratamiento de pacientes con AR con TOHB  da como resultado buenos resultados clínicos, tanto en forma inmediata como a largo plazo, gracias al alivio de los síntomas sistémicos y la modulación de la respuesta inmune.

En otras enfermedades reumáticas, con componente inflamatorio y auto-inmune, como el lupus eritematoso sistémico (LES), se observó que TOHB es capaz de inhibir la acción de algunas citoquinas pro-inflamatoria, actuando como un modulador inmune.  En pacientes con LES, síndrome de fibromialgia (FM) y fatiga crónica, se detectaron alteraciones en la perfusión cerebral, que podrían ser tratadas y mejoradas gracias al uso de TOHB, mejorando la disfunción cognitiva también.

Dra. Mariana Cannellotto y Bioq. Liliana Jordá

Comments are closed.