Con el TOHB se reduce el riesgo de amputación por pie diabético

Las lesiones en pie diabético se pueden originar por neuropatías, enfermedad vascular periférica o deformaciones ortopédicas.

El tratamiento con oxígeno hiperbárico (TOHB) permite mejorar la utilización periférica de la glucosa, ayudando a reducir sus niveles elevados y a modular la respuesta insulínica. Además, mejora la microangiopatía, reduciendo el riesgo de padecer úlceras y pie diabético; incluso está indicado en el tratamiento de ulceras y pie diabético aún en estadios avanzados logrando evitar, en muchos casos, la amputación.

El TOHB desencadena una serie de efectos que  favorecen la curación y cicatrización de úlceras y lesiones:

– Elimina la hipoxia tisular.
– Ayuda a inhibir los organismos anaeróbicos y a eliminarlos directamente.
– Promueve la reducción oxidativa de los polimorfonucleares con restauración de la capacidad para matar bacterias.
– Aumenta la proliferación de fibroblastos y la formación de colágeno.
– Aumenta la angiogénesis o formación de nuevos vasos sanguíneos
– Refuerza la acción de algunos antibióticos: los aminoglucósidos, la vancomicina y las sulfonamidas.

La oxigenación hiperbárica tiene efecto vasoconstrictor periférico de pequeños vasos, lo que actúa de forma favorable sobre la hipervascularización del pie diabético con trastornos neurovegetativos y reduce edema e inflamación, sobre todo porque se trata de vasoconstricción con gran aporte de oxígeno.

Comments are closed.