¿Cómo ayuda la cámara hiperbárica a tratar quemaduras?

Una quemadura es una lesión en la piel u otro tejido orgánico causada principalmente por el calor o la radiación, la radioactividad, la electricidad, la fricción o el contacto con productos químicos.

Según datos de la OMS:

  • Las quemaduras ocasionan aproximadamente 180.000 muertes al año, que en su gran mayoría tienen lugar en los países de ingreso bajo y mediano.
  • Las lesiones por quemaduras no fatales son una de las principales causas de morbilidad.
  • Las quemaduras se producen mayormente en el ámbito doméstico y laboral.
  • Las quemaduras se cuentan entre las principales causas de pérdida de años de vida ajustados en función de la discapacidad en los países de ingreso bajo y mediano.
  • Las quemaduras son prevenibles.

Las quemaduras térmicas se producen cuando algunas o todas las células de la piel u otros tejidos son destruidas por líquidos calientes, objetos sólidos calientes o llamas.

Las respuestas fisiológicas a una quemadura importante incluyen una caída en la presión arterial, taquicardia, una disminución progresiva del volumen sistólico. Las respuestas metabólicas son complejas e incluyen acidosis metabólica e hiperventilación. Los niveles de trifosfato de adenosina disminuyen, el potencial de reposo de la membrana celular disminuye y hay una acumulación intracelular de sodio, calcio y agua paralela a una pérdida de potasio.

Las respuestas inmunológicas incluyen la alteración de la función de los macrófagos y perturbación de la inmunidad celular. La herida por quemadura es una lesión compleja y dinámica caracterizada por una zona de coagulación, rodeada por un área de estasis, y bordeada por un área de eritema. La zona de coagulación u oclusión capilar completa puede progresar durante las primeras 48 horas después de la lesión. Este fenómeno es tridimensional; por lo tanto, la herida puede aumentar en tamaño y profundidad durante este período crítico.

La microcirculación está comprometida al máximo de 12 a 24 horas posteriores a la quema. Las quemaduras están en este estado dinámico de flujo hasta 72 horas después de la lesión. La necrosis isquémica sigue rápidamente. La formación de edema es rápida en el área de lesión secundaria.

El edema es más prominente en tejidos quemados directamente pero también se desarrolla en tejido ileso distante, incluyendo músculo, intestino y pulmón. Los cambios ocurren en la microvasculatura distante, incluida la agregación de glóbulos rojos, glóbulos blancos, la adhesión a las paredes venulares y tromboembolia plaquetaria. Este proceso progresivo puede extenderse dramáticamente durante los primeros días después de la lesión.

¿Cómo ayuda la cámara hiperbárica?

En el artículo Terapia de oxígeno hiperbárico adjunto en el tratamiento de quemaduras térmicas, Paul Cianci presenta diversos estudios de lesiones térmicas que apoyan el uso de oxígeno hiperbárico como un medio para prevenir la isquemia dérmica, reducir el edema, modular la zona de estasis, prevenir la conversión de espesor parcial a completo, preservar el metabolismo celular y promover la curación.

La mayoría de los informes clínicos han mostrado una reducción en la mortalidad, la duración de la estadía en el hospital, el número de cirugías y el costo de la atención. Se ha demostrado que el oxígeno hiperbárico es seguro en manos de aquellos que están bien entrenados en la prestación de terapia en el entorno de cuidados intensivos y con las precauciones de monitorización adecuadas.

El tratamiento con oxígeno hiperbárico se recomienda para tratar quemaduras graves. Es decir, que abarquen más del 20% de la superficie corporal total y / o con la participación de las manos, la cara, pies o periné que son de espesor parcial o total profundo.

Fuentes:

Organización Mundial de la Salud

Cianci, P. Adjunctive hyperbaric oxygen therapy in the treatment of thermal burns.

Comments are closed.