BIOBARICA INAUGURARÁ NUEVOS CENTROS EN EL 2018

Próximamente abrirán sus puertas tres nuevos centros BioBarica. Se trata de Paraná, Villaguay y Vicente López, que se unen a la red de tratamiento hiperbárico más grande de Argentina.

Paraná y Villaguay se suman a Concordia y Concepción del Uruguay para completar cuatro centros de atención en la Provincia Entre Ríos. Por otra parte, Vicente López contará con el tercer centro en Buenos Aires, donde se ubica la sede principal y otra en Viaamonte.

Actualmente BioBarica tiene 17 centros de atención en todo el territorio nacional y presencia en más de 25 países del mundo.

El tratamiento con Oxigenación Hiperbárica es un método no invasivo que consiste en suministrar aire y oxígeno a presión mediante una Cámara Hiperbárica, cabina o recipiente presurizado a 1.45 atmósferas (ATM), superior a la presión atmosférica ambiental normal que es de 1 ATM.

El principio de funcionamiento es la ley de Henry, que dice “los gases se diluyen en los líquidos cuando están sometidos a presión”. Comprendemos cómo actúa una cámara hiperbárica observando una botella de agua mineral gasificada.

En la botella cerrada y bajo presión, no hay burbujas. En esta condición, el agua se encuentra a 1.1 atmósferas de presión (ATM), logrando por la ley de Henry que el gas se diluya en el agua a presión. Al abrir la botella, aparecen las burbujas por la falta de presión.

Nuestra sangre es líquida y la cámara hiperbárica es como un envase, donde ingresamos y se presuriza a 1.45 ATM. De esta forma, respirando oxígeno, diluimos este gas en la sangre, elevando varias veces el O2 en los tejidos y resultando en una significativa Hiperoxia y su extensa cadena de beneficios.

Las sesiones en las Cámaras Hiperbáricas deben ser relajantes y placenteras. Se debe entrar con ropa cómoda, sin calzado y con los elementos que uno considere adecuados para sentirse confortable, como almohadas, mantas, música o libros. La duración de cada sesión puede variar.

Actualmente existe un consenso entre los especialistas en que las mismas deben durar de 60 a 90 minutos en Cámaras Hiperbáricas de menos de 1.5 ATA con una frecuencia entre 2 a 6 veces por semana. El retorno a los valores normales de concentración de oxígeno en la sangre no es inmediato.

Una sesión en Cámara Hiperbárica no actúa como un remedio en el sentido que tiene una vida media determinada. Por lo tanto, cuantas más sesiones, mejores resultados. La duración y la frecuencia de las sesiones deben ser indicadas por profesionales especialistas para obtener la máxima eficiencia en un tratamiento.

Comments are closed.