10 preguntas frecuentes sobre el tratamiento en cámara hiperbárica

La terapia de oxigenación hiperbárica (TOHB) es un tratamiento médico no invasivo que consiste en la administración de oxígeno en alta concentración (cercana al 100%) dentro de una cámara hiperbárica donde la presión es mayor a la atmosférica normal (1 atm).

En condiciones normales el oxígeno solo es transportado por la hemoglobina dentro de los glóbulos rojos. La cámara hiperbárica permite también disolverlo en el plasma sanguíneo (líquido de la sangre). Esto produce una hiperoxia en todos los tejidos del organismo y llega hasta los vasos circulatorios de menor calibre, por donde no cabría un glóbulo rojo.

La oxigenación hiperbárica se utiliza como tratamiento primario en algunas patologías, o bien en sinergia con la terapia habitual para patologías que se desarrollan con un inadecuado uso y suministro de oxígeno a los tejidos.

El fundamento físico-químico de la terapia se basa esencialmente en dos leyes físicas que describen el comportamiento de los gases. La Ley de Dalton establece que, a temperatura constante, la presión de una mezcla de gases es igual a la suma de las presiones parciales (Pp) de cada uno de los gases que la componen. Por lo tanto, al administrar altas concentraciones de O2 a presión mayor de 1.4 atm, se obtiene una Pp de O2 en el organismo muchas veces mayor que en condiciones normales (respirando aire normal, 21% de O2, a 1.0 atm).

La Ley de Henry establece que los gases se disuelven en líquidos cuando son sometidos a presión. Esto implica que el O2 administrado en un ambiente presurizado se disuelve o distribuye en el plasma y en los líquidos con los cuales está en contacto el gas.

Estas son algunas de las preguntas más frecuentes sobre el tratamiento en cámara hiperbárica:

¿Para qué patologías funciona?

El tratamiento de oxigenación hiperbárica se aplica en distintas patologías de diferentes especialidades como reumatología, traumatología, neurología, clínica médica y oncología. Para conocer sus efectos en cada una ingrese AQUÍ.

¿El tratamiento hiperbárico es nuevo?

La oxigenoterapia hiperbárica se utiliza desde el siglo XIX. En 1830 Francia lideraba el desarrollo de la medicina hiperbárica. Actualmente se utiliza para el tratamiento de muchas patologías en países como Estados Unidos, Canadá, Australia y Japón. Está presente prácticamente en toda Europa, Asia y Latinoamérica. Para conocer más sobre la historia de la medicina hiperbárica, ingrese AQUÍ.

¿Quién lo indica?

Al ser un tratamiento médico, tiene que estar prescrito por un profesional médico o especialista. Para conocer las indicaciones ingrese AQUÍ.

¿Las cámaras hiperbáricas tienen algún riesgo?

No. En BioBarica trabajamos con cámaras de última generación y tecnología. Las cámaras que utilizamos presurizan con aire (gas no inflamable), de esta manera conseguimos alcanzar la presión deseada evitando todos los riesgos existentes.

¿Hay alguna contraindicación?

No existe ninguna contraindicación estricta a la aplicación de TOHB. Algunas condiciones requieren mayor atención y cuidado, entre ellas la presencia de un neumotórax con mecanismo valvular, la existencia de toracotomías, el antecedente de neumotórax espontáneo, o la hipersusceptibilidad a los episodios convulsivos, así como las enfermedades infecciosas y catarrales de vías respiratorias altas, las dispepsias flatulentas y las sinupatías agudas o crónicas tabicadas. Sin embargo, adoptando las precauciones necesarias, todas estas condiciones pueden ser superadas sin problemas mayores.

¿La sesión en cámara hiperbárica genera molestias?

La sesión de cámara puede durar entre 60 y 90 minutos dependiendo de la prescripción médica. Algunas personas pueden notar que se tapan los oídos durante los primeros minutos de la sesión (la presurización) y en los últimos (la despresurización). Es una molestia similar a la que se sufre en un vuelo en avión y debe desaparecer realizando las maniobras que indique el operador de la cámara.

¿Cuántas sesiones se deben realizar?

El número de sesiones, así como la periodicidad, lo indicará el médico. Cada paciente, dependiendo de la patología a tratar, necesita de un número de sesiones. Será el médico quien irá revisando su evolución.

¿Las personas claustrofóbicas pueden entrar a la cámara hiperbárica?

La claustrofobia no es una contraindicación. Las cámaras hiperbáricas de BioBarica están provistas de diez ventanas con una amplia visibilidad y un sistema de válvulas de apertura y cierre desde el interior para que el paciente se sienta más tranquilo, puesto que se pueden abrir desde dentro.

¿Se debe utilizar algún tipo de ropa especial para la sesión?

No es necesario utilizar ninguna ropa especial. Lo más aconsejable es utilizar ropa cómoda. Se debe retirar el calzado.

¿Se puede ingresar acompañado?

Cuando el paciente es un niño puede entrar acompañado por un familiar. En ese caso el niño recibe el tratamiento a través de la mascarilla y el adulto solo lo acompaña y contiene durante la sesión dentro de la cámara.

¿Cuándo comienzan a notarse los efectos del tratamiento?

Los beneficios se obtienen desde la primera sesión. Lo habitual es que no se note ninguna sensación objetiva al principio. Algunos pacientes pueden apreciar rápidamente que descansan mejor y se levantan con más energía. Dependiendo de la patología se empezará a notar la mejoría.

El tratamiento de oxigenación hiperbárica acelera los tiempos de cicatrización en heridas; produce angiogénesis (que es la estimulación de la formación de vasos sanguíneos); favorece la desintoxicación de gases y toxinas; acelera los procesos de rehabilitación en lesiones de ligamentos, huesos, articulaciones, músculos y tejido nervioso; estimula la diferenciación de las células formadoras del hueso favoreciendo la osteogénesis y reparación ósea; interviene en la regulación del estrés oxidativo o desgaste celular en enfermedades crónicas; reduce la fatiga muscular; y aumenta la energía a nivel celular.

Comments are closed.