Tratamiento en heridas con OHB

El oxígeno no sólo es necesario en la generación de energía necesaria para la división celular y la síntesis de proteínas. Se ha comprobado que participa estimulando la producción de distintos mediadores celulares necesarios para la cicatrización. El oxígeno no es almacenado, por lo que su concentración en los tejidos depende de varios factores: intercambio gaseoso a nivel pulmonar, gasto cardíaco, perfusión tisular, densidad de capilares, contenido de oxígeno arterial y el consumo tisular de oxígeno. La terapia en cámara hiperbárica es una herramienta que permite acelerar el proceso de cicatrización.

Un estudio realizado por la Sociedad Médica de Santiago de Chile, publicado en 2014, demostró que el uso de oxigeno hiperbárico es un complemento útil y seguro en el tratamiento de heridas agudas y crónicas. El tratamiento en cámara hiperbárica es capaz de aumentar la presión arterial de oxígeno, beneficiando la re-oxigenación de la herida, la formación de nuevos vasos sanguíneos, proliferación de fibroblastos, arribo de células troncales al sitio afectado, síntesis de colágeno y la respuesta inmune local.
En comparación con condiciones de presión normales, dentro de una cámara hiperbárica la concentración de oxígeno disuelto en sangre aumenta más de 12 veces. La exposición a oxígeno en estas condiciones no sólo aumenta el contenido arterial de oxígeno y su difusión hacia los tejidos, también incrementa la generación de especies reactivas de oxígeno y nitrógeno.
La formación de nuevos vasos sanguíneos, el aumento en el número de fibroblastos y el depósito de colágeno protagonizan la fase proliferativa de la cicatrización, generando el tejido granulatorio. Además, el oxígeno hiperbárico es capaz de potenciar la función fagocítica y bactericida de macrófagos y la quimiotaxis hacia la herida. Este proceso tiene especial relevancia en individuos en que su sistema inmune está comprometido, como los pacientes diabéticos, o con inmunodeficiencias congénitas o adquiridas.

Comments are closed.